RECETA DE HELADO DE VAINILLA Y BIZCOCHO DE CHOCOLATE



Algo de historia sobre los helados...

                No hay fecha ni origen, sobre cómo surgió, ni a quien atribuírselo, por lo cual hay muchos mitos sobre cómo se inventó el helado.  Se dice que el emperador Nerón, mandaba a sus esclavos a traer nieve  de las montañas para hacer helados con vino, frutas y miel. En China, el rey Tang de Shang, tenía un método para crear mezclas de hielo y leche. Lo más probable es que fuera llevado desde China a Europa. Otras leyendas aseguran que fue Marco Polo, quien trajo la receta desde China, como especie de sorbete.

             Los árabes denominaron 'sharbets' a la combinación de zumo de frutas y hielo, es posible que con el tiempo la palabra allá sufrido cambios y haya terminado en sorbete.


l            Durante el Imperio Persa, se vertía el jugo de uvas concentrado sobre la nieve, en un recipiente y se comía como algo placentero, en tiempos de mucho calor. Para mantener la temperatura helada, guardaban éste preparado en cámaras subterráneas conocida como yakhchal. Años más tarde reventaron esta receta preparando un alimento refrigerado hecho a base de aguas de rosas y vermicelli, alimento del cual disfrutaba la realeza durante el verano. El hielo fue mezclado con azafrán, frutas y distintos sabores.

                Sin embargo fueron los italianos quienes perfeccionaron su realización, llevándolo a lo que conocemos hoy en la actualidad. Así que de cierta forma, debemos agradecérselo a ellos. El helado italiano, ‘gelato’, suelen utilizar más leche y menos nata que los helados americanos, así que tienen menos grasa y más sabor, por lo cual suelen ser más sabrosos y cremosos.

                Cuando se comenzó a comercializar, era un producto bastante caro, al que todos no tenían acceso, se consideraba un alimento para los ricos, nobles o la realeza. Quien les iba a decir que siglos después, se convertiría en un alimento al alcance de todos.

                No era apropiado comerlo en la calle, sobre todo no estaba bien visto que una mujer comiera helados a la vista de todos. 

Se necesitan alrededor de 80 a 100 lengüetazos para consumir una bola de helado de unos 10 o 15 gr de cucurucho típico. ¡Lo que ejercitamos la lengua!

                Existe un método ideal para presentar el helado en el cucurucho Baskin-Robbins. La bola perfecta. Se coge un buen pedazo de helado, se gira la bola dentro de la cuchara, se le da una segunda pasada para apretar la bola, se pone firme pero suavemente sobre el cucurucho y ya tiene el helado perfecto.

Estados Unidos y Nueva Zelanda son los mayores consumidores de helados del mundo.

Se servía en pequeñas copas de cristal, muchos años después estas pequeñas copas de cristal se sustituyeron por los barquillos o cucuruchos, que no son más que un producto moldeado, líquido que se lleva al horno y se convierte en el cucurucho crujiente de buen sabor.

Las heladerías se inventaron en EEUU en los años 20, cuando un chico entró en la pastelería de Cristian Nelson, el chico tenía sólo 5 céntimos y no sabía si comprar helado o chocolate, y Christian Nelson, pensó juntarlas para satisfacer a su cliente y creo el EskimoPie, y así se conoce actualmente las paletas de helado de vainilla cubiertas de chocolate, en EEUU.

En 1946, una ama de casa Nancy Johnson, inventó una heladera manual con sal y hielo, y así fue como el helado entró en la cocina de todas las casa.

“Un gran paso en esta industria fue el descubrimiento del descenso crioscópico (descenso de la temperatura de solidificación) de las soluciones de sal (salmueras) las cuales permitían que utilizando un balde rodeado con una mezcla de hielo y sal o de agua y sal a bajas temperaturas, se congelaran mediante el batido bebidas y zumos de frutas azucarados, dando lugar a los primeros helados de textura cremosa. De hecho, en el proceso antiguo de elaboración se hacía una mezcla de leche, azúcar, crema de leche y algún estabilizante. Esta mezcla se congelaba, agitándola durante el proceso para prevenir la formación de grandes cristales de hielo. Tradicionalmente, la temperatura se reduce ubicando la mezcla en un recipiente, que es sumergido en una mezcla frigorífica de hielo molido y sal. La sal disminuye la temperatura de fusión del hielo, absorbiendo así una mayor cantidad de calor liberado por la crema, helándola durante el proceso.

En 1913 se inventó la primera máquina continua para elaborar helados que constaba de un gran cilindro de acero, congelado por un equipo muy potente de frío y en la parte interior, de un batidor con aspas impulsado por un potente motor eléctrico, que mueve la mezcla continuamente hasta que dicha mezcla alcance la consistencia de una crema helada.”


 RECETA DE HELADO DE VAINILLA Y BIZCOCHO DE CHOCOLATE
INGREDIENTES
-          5 yemas de huevo
-          120g de azúcar
-          440g de nata
-          187g de leche
-          1 cucharadita de sal (1g)
-          2 cucharaditas de extracto de vainilla
-          130g de bizcocho (desmigado)


PREPARACIÓN
1-      Batir las yemas de huevo junto a 50g e azúcar.


2-      Calentar el resto del azúcar, la nata, la leche y el extracto de vainilla y la sal en una cacerola mediana. Fuego medio. Cuando comience a hervir retirar del fuego y añadir en forma de hilo, y lentamente la mezcla de yemas de huevo sin dejar de batir. Volver a poner a fuego medio y remover la mezcla constantemente con una espátula resistente al calor, raspando el fondo mientras lo hace. La mezcla estará lista cuando al pasar el dedo por la parte de atrás de la espátula o la cuchara, debe quedarse el rastro marcado.


3-      Pasar la mezcla por un colador (si tiene un colador chino mejor).


4-      Para acelerar  el enfriamiento, preparar un cazo grande con agua helada y hielo, poner dentro el cazo mediano con la mezcla que ya hemos preparado. Remover cada cierto tiempo hasta que enfríe.

5-      Poner en una tarrina o recipiente, tapar con film transparente y colocar en la nevera dos horas o toda la noche. (yo prefiero dos horas, que esté semi-congelado, pero esto es lo que dice la receta).


6-      Sacar de la nevera y poner en la máquina de hacer helados de acuerdo a las instrucciones del fabricante.

7-      Una vez que el helado esté listo, montar en el recipiente, una capa de helado y otra de bizcocho, comenzando y terminando con helado. 

Comentarios

  1. Respuestas
    1. Merche, pruébalo y ya haces de la boca hecha agua, helado que viene muy bien para este calorcito primaveral. Gracias por entrar.

      Eliminar
  2. Justo estaba pensando en hacer helado de vainilla y este con el bizcocho tiene que estar bueníiiismooo :D Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, mi cuñado de 13 años, es un fanático de los helados y ha dado el visto bueno, desechando unos conos que compró en el mercado y acabando con la tarrina que hice de helado. Me ha dicho que estaba mejor el mío. Así que sí, puedo asegurar 100% que estaba buenísimo. Gracias por pasar por aquí.

      Eliminar
  3. Como se nota que ya va llegando el calor y las ganas de comer helado, este debe de estar de rechupete, un saludo desde El recetario de Elena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elena, gracias por dejar un comentario y pasarte por aquí un rato.

      Eliminar
  4. Con estos ingredientes tiene que saber delicioso. Soy una adicta de los helados.. que rico!! Besosss,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te daré el gusto, porque subiré muchas recetas de helados.

      Eliminar
  5. Que buena pinta!!! esta la hago...gracias!!!

    ResponderEliminar
  6. Una receta muy refrescante!!

    labiciazul.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Hola, vengo de la fiesta de enlaces. Pero qué buena pinta tiene el helado, por favor, y los ingredientes me encantan, osea que me la apunto para hacerla. Un besico y gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por estar aquí y dejarme tu comentario!