22/10/13

PASTA DE BOCADITOS Y HOJALDRE EN FORMA DE CALABAZA

                


                La responsable de esta receta es mi amiga Zeyda, que hace unos días me mandó un mensaje preguntándome por alguna pasta de bocaditos. Nosotros en Cuba, llamamos bocaditos a unos pequeñísimos panecitos, que dentro llevan una pastita.  Los solemos preparar para fiestas de cumpleaños, formando parte de un pequeño catering que se prepara para cada persona que asista, algunos de los alimentos que se brindan son hechos en casa, como la pasta, la ensalada de cumpleaños, las croquetas etc...

                Evoqué mientras la preparaba el recuerdo de mi padre preparándolo en casa cuando era pequeña. Les echo de menos.

10/10/13

TARTA HELADA DE TIRAMISÚ





Buscando información sobre el tiramisú y sus orígenes me he topado con una serie de historias y mitos, cada uno más interesante y hasta gracioso, hasta que he dado con una que debe ser de todas la más fiable, al menos coherente. 

Pero antes de contarles un poco sobre la historia del tiramisú, quería comentar que estoy participando en los premios Bitácoras, como blog gastronómico, así que cuento con vuestro voto. Es muy fácil sólo pinchando en la imagen, tanto en esta de arriba como la que tenéis en el lateral a la derecha, les llevará a la página donde debéis votar, mi URL, sale por defecto en la categoría de blog gastronómico. Les estaré muy agradecida. Millones de gracias por ese pequeño tiempo vuestro que me regaláis al votar.

Y ahora al meollo en cuestión. No quiero extenderme mucho, trataré de resumir de la información que recabé por Internet.

6/10/13

RECETA CUBANA POLLO EN SALSA DE SOJA O POLLO A LA BARBACOA


 Esta receta de pollo era en mi niñez lo que la paella en España, los domingos. Que tu madre hiciera pollo a la barbacoa un domingo, después de obligarte a tomar la sopa que aborrecías, era el colmo de la felicidad. Esta es mi versión de toda la vida del pollo a la barbacoa, porque en la versión original hay mucho más ingredientes. Sinceramente nunca he visto la necesidad de usarlos porque el ingrediente clave, que es la salsa de soja, conocida de donde vengo como la salsa china, le aporta todo; olor sabor y color. Desconozco por qué se le llama así, quizás porque en la versión original, creo, que se usa también salsa de barbacoa. Yo tengo una teoría, siempre he creído que es por el color ahumado que le aporta la salsa china y el sabor. ¿Quién sabe?

4/10/13

CANELÉS DE BURDEOS



Llevaba tiempo dándole vueltas a esta receta hasta que al fin me he decidido a hacerla. Como tenía que prepararla la noche anterior me daba mucha pereza, hasta que al fin, uno de esos días que tengo que me levanto, como y casi duermo en la cocina, preparando e ingeniando recetas, me animé para preparar la masa.

Es de esas recetas que parecen laboriosa (pero luego sobre la marcha y la práctica, no tanto), pero sí bastante especial, porque hay que poner mucho cuidado a la hora de realizarlos para que todo quede como debe de ser, tanto el exterior quemado como la masa suave del interior. Y todo el tiempo, al menos a mí me pasó, estuve dudando de si realmente estaba haciendo lo correcto. Cuando al fin llegó la hora de sacarlos del molde y vi en ellos la perfección, mi alegría y satisfacción fue enorme, y creció aún más cuando los probé.

Pensarán que exagero pero es de esas recetas en las que te pones a prueba, porque no vale unos canelés cualquiera. No. Unos canelé deben de tener la capa de caramelo que los cubre. Esa costra crujiente por fuera y permanecer blandos en su interior. Eso se consigue porque se realiza en dos etapas usando temperaturas distintas.



Los canelés, se denominan según el tamaño, estos que he hecho yo, por ejemplo, se les llaman ‘canelé bouchée’; bouchée de bocado. Son pequeñitos y están muy bien para tomárselos junto a una taza de café. Cada uno, de forma individual, pesa aproximadamente 17g y son de unos 2cm de alto. Están los llamados ‘canelé lunch’, de 30g y 3,5cm de alto. Y los llamados ‘canelé gros’, gros de gordo de 5cm de alto y 60g de peso. Suelen ser el acompañamiento en meriendas y desayunos.

Son del siglo XVI. Son pequeños bizcochos. Su nombre se debe precisamente a su aspecto cilíndrico con bordes estriados. Canelés, que viene del idioma gascón, canelat (información recogida en Internet). Los crearon las monjas del convento Annonciades de Burdeos, fueron creados en su momento con ingredientes de sobrantes (azúcar, huevo, vainilla, ron etc…) para repartirlos entre los pobres o venderlos. En 1830 la receta de los canelés, fue rescatada por un pastelero de burdeos que lo popularizo convirtiéndolo en la especialidad de la ciudad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...